La dureza de las ideas




 



En mis noches en vela,
todas con luna llena,
los lobos aullan mis penas...

El poema en la piel tatuado,
el dragón fuerte que abraza,
fe ciega por estar a su lado...


La esperanza encontrada,
la alegría añorada,
un alma antigua despertaba...


El beso deseado...
El calor dormido...
El cuerpo amado...


En mis noches en vela,
realidades, sueños, quimeras,
la dureza de las ideas...


"Buenas noches" un día más...
Sonríe el "te quiero" una vez más...
Ráyame con el diamante: nada fue real.

Llave partida



 
Huellas que las olas no borran

arden marcando un alma helada...

Ecos de las risas ahora olvidadas,

metálicas, pesadas...


Recuerdos abstractos de alegrías fragmentadas.


La puerta que una vez se abrió,

ahora se mantiene cerrada.

Candados de heridas agrietadas,

cadenas de lágrimas ensangrentadas...


¿Una llave posible?


¿Escondida entre palabras ahogadas,

en los susurros de una mirada...?

Sintiendo sin el sentido de sentir

siente que ya no siente nada.


En la nada aprende a vivir...


Sin esperar la espera de esperar...

Sin dudar de la duda de dudar...

Llave partida en un profundo mar sin salida...

Siempre estará en la oscuridad amiga...