Llegó la noche...





Llegó la noche...

Donde mi cuerpo se tumbaba a tu lado,
donde el espacio no existía,
donde tu cuerpo calentaba mi corazón helado.

Llegó la noche...

Donde mi cuerpo durmió acompañado,
donde antes nadie había,
donde tu cuerpo me acariciaba callado.

Llegó la noche...

Donde entre sueños abrazabas mi alma...
Donde el tiempo no era tiempo...
Donde no había mejor lugar que la cama...

Llegó la noche...

Y con ella llegaste tú...