Ella




Sin esperarte, volviste a mi...
Lo que antes era un juego, se volvió una realidad...
El miedo y el dolor invadían mi ser...
¿Qué había echo mal para que me pasase eso?
Me volví a alejar.

Pasaban los años...
Había conseguido distanciarme
lo suficiente para evitar que su presencia me influyese...
Pero Ella estaba siempre ahí.

Me esforzaba por olvidarla...
Hasta que un día, por fin, parecía que ya no estaba...

Lo que en un primer momento me causó felicidad,
luego creó un vacío...
Lo que parecía un nuevo comienzo,
sólo era un final...
Y el caos invadió mi vida...

En el ojo del huracán, volvió a mi,
plantando la semilla de la posibilidad...
Pasaron muchos años,
hasta que la semilla empezó a germinar...

Con cautela, volví a Ella...
Con cada paso, la brisa me acariciaba...
Con cada pensamiento, el calor de su abrazo me invadía...

Hasta que llegó aquel día...
En medio de la noche me perdí.
Estaba asustada, sola en mitad de ninguna parte,
sin saber hacia donde ir,...

Sólo podía ir hacia adelante.
Y en el camino, me vi pidiendo su ayuda...

Allí estaba...
En los campos de cereales, en la tierra arada...
En la luna que empezó a brillar entre las nubes...
En los círculos concéntricos...
Guiándome hasta un lugar seguro...
Yo dejándome llevar.
Mirando su imagen en una fachada de un pequeño pueblo,
lo entendí.

Lo que empezó siendo una posibilidad,
se convirtió en un hecho...

Ella me acompaña, la siento...
He encontrado mi camino...
Y aunque a veces no la comprendo...
El amor es mutuo...


Hace 10 años...




Abriendo los ojos te dejo atrás...

El Sol, mi gran desdicha,
la Luna, mi salvadora
para estar contigo un poco más.

Mi tristeza nace con la vida,
mi alegría revive con la muerte
únicamente del astro inerte,
haciendo del cielo una noche angelical.

La brisa de la noche son sus manos
que tiernamente acarician mi pelo,
su movimiento es un canto bello
y mientras lo oigo me acurruco en sus brazos.

Las estrellas del cielo serían
el brillo de sus ojos adorables,
de la fuerza y ese cuerpo admirable
que hace varios años aun vivía.


- A mi madre-

En el medio...




Entre el antes y el después estabas tú...


En esos pequeños detalles, en esas grandes sonrisas...

En nuestras miradas cómplices de cada día...


En cada ola que nos acompañaba,

en cada vuelta en la arena...


En la brisa que nos acariciaba,

en las gotas de lluvia que nos envolvían...


En el olvido de un pasado doloroso y un futuro incierto...

En la esperanza y fortaleza...

En los sueños incompletos de un amor eterno...



En cada punto de inflexión vuelves a mi medio...


Y por unos instantes nuestros medios vuelven a ser uno.


Espiral




A veces llegas a ese punto...

Donde ese símbolo cambia el significado...


Donde esas palabras pueden dar luz a tu camino...

Donde las creencias empiezan desde uno mismo...

Mientras ese sentimiento te abruma...


Llega esa bifurcación,...

El momento de la libertad de elección...

El momento del sacrificio...


Sabes que tu tiempo ya ha llegado...

Decide cual va a ser tu vida...


Todo sigue girando...

Nada se detiene, todo es cambio...


Y en medio de esa espiral, tu...


Imagen:

Fotografía realizada por Simón López, fotógrafo nocturno