Llegó la noche...





Llegó la noche...

Donde mi cuerpo se tumbaba a tu lado,
donde el espacio no existía,
donde tu cuerpo calentaba mi corazón helado.

Llegó la noche...

Donde mi cuerpo durmió acompañado,
donde antes nadie había,
donde tu cuerpo me acariciaba callado.

Llegó la noche...

Donde entre sueños abrazabas mi alma...
Donde el tiempo no era tiempo...
Donde no había mejor lugar que la cama...

Llegó la noche...

Y con ella llegaste tú...


Cadena de favores




Suave, lentamente...

Como un susurro secreto entre nosotros,
vas iniciando tu camino por mi cuerpo...

Tu aliento cálido abrazando cada poro de mi piel.

Temblando entre tus manos,
silenciada por tus labios,
tú como un esclavo sin mandato
sirves a mi placentera voluntad.

En las húmedas olas creadas por el deseo,
en nuestro lecho bailamos al son de la danza de tambores...

Déjame perderme en ese espacio entre miradas...
Ser siendo sin ser...

Pensándote entre mis sábanas...

Excepción



En tus silencios encuentro mi paz,
en ellos las respuestas a todas mis preguntas aparecen…

Sin saber que busco, me haces encontrar…

En una sonrisa, poder entender el mundo,
en una mirada, me enseñaste mi alma…
en una caricia, descubro mi lugar…

En mi silencio vuelvo,…

A esa brisa que nos envolvía,
donde en susurros todo estaba en su sitio…

Mi cuerpo descansado te acompañaba,
mi mente a tu lado fluía sin pensar,
mi corazón roto por fin encontró la paz…

En silencio regreso…

A un lugar donde ya no estoy,
un tiempo al que no sigo,
una yo que ya no soy…

Y en esta pérdida de la esencia,
me haces volver a ser yo…

Tú, mi excepción…



Imagen:

STARWAY TO HEAVEN
led lenser P7 y minimaglite
F/4
1810,4 segundos
iso 200
3850 K
Fotografía realizada por Simón López, fotógrafo nocturno


La importancia de lo importante




No importa importarte
si lo importante ya no importa...

Sólo importa lo que ya no importa...

No importa ser importante... No estas...No importa...
No importa que me importes...Si te vas...Nada importa...

Lo importante carece de importancia
y la importancia ya no importa...

¿Me importa importarte?

Ya no importa, no es importante...

Búscame






Ahí donde las distancias de los besos esperan
y la dulzura de los labios sonríe
sin ningún fin...

Búscame...

En los mensajes no escritos,
en el aire de un suspiro...

Búscame...

En la suavidad de la caricia,
en el aroma de la locura...

Búscame...

Entre las cicatrices que aun duelen...
Cuando el dolor apriete...

Búscame...

Sin pensar ni recordar,
sin un ayer o un mañana quizás...

Búscame...

En lo que buscas,
sin saber que buscas encuentrame...

Búscame...

Antes de perder lo que no llegaste a tener...

Simplemente...

Afectos asiáticos







Deseo entre la templanza y el sol...

Tatuado en el clítoris
con la tinta de tu impronta más profunda,
símbolos de tu oscuridad, anhelos de la mía…

Marea amarilla de flores urbanas...

Atado entre pasiones en gris
con los nudos de la razón que inundan
el abandono total y absoluto a mis caricias...

Salto en caída libre entre tus brazos...

Unidos por ciegos iris
sellando un pacto oculto que la noche secunda,
firmando volver a ser mar y bahía...

Pero todo nuestro imperio de sentidos termina con el nuevo día...




Blanco y negro




Tinta húmeda de la pluma transparente,

borrón en una hoja quemada,
tintero derramado y olvidado,
palabras tachadas en la mente...


Lazos que el tiempo desata,

bailando al son de un viento oxidado,
cobre forjado por lágrimas valientes,
espacio entre huella y pisada...


Oscilación de lo pactado y acordado,

espejos sin imágenes que mienten,
alianza de plomo imaginada,
hundido el mar de labios cortados...

Sentimientos ahogados en mareas en blanco y negro...










Se me fue de las manos...




Se me fue de las manos...
Realidad de nuestras fantasías...
Besos recordados y retomados...
Mapas de nuestras pieles y caricias...

Se me fue de las manos... 
Todo lo que imaginé que me darías... 
Conciencias tranquilas, cuerpos cansados... 
Tiempo en el amanecer de mi piel fría... 

Se me fue de las manos... 
Aquellos abrazos que compartías... 
Sueños de amores fugaces y olvidados... 
Creadores físicos de nuestra soñada utopía... 

Se me fue de las manos... 
Deseo bailando hasta el final de mis días... 
Gemidos diversos, alientos robados... 
Sólo un sentimiento: sólo te quería... 

Y por quererte a mi lado...
Dándome lo que mi alma ansía...
Todo se me fue de las manos...
Nada queda de lo que había...

Sólo lo que se quedó en nuestras manos...