LoCuRa




Vuelve a mi el subrealismo...
En la línea que me separa de la cordura.

Sólo un paso más y ya no habrá vuelta atrás...

Tiene sentido en mi cabeza...Incoherencia...

Llega esa sensación de poder volar...
Dejando que las palabras expresen deseos...

Prohibido el paso a la razón...
...........
.......
...
.

Ahora los deseos son una realidad en la que cada letra es una mirada, una sonrisa, una caricia y miles de besos bajo una tormenta en medio de un huracán...

El día se convierte en noche con sólo pestañear y me abandono a ti y en las mil imágenes que se traducen en una palabra...

Risas y luces de colores nos acompañan, todo gira más deprisa y hasta el tiempo pierde su sistema métrico...De fondo, la banda sonora de nuestra vida...

Llega la oscuridad de dos cuerpos: como es arriba, es abajo y como es abajo, es arriba...Una danza en espiral de deseo acompañados de estrellas y olas...

El sabor salado de tu piel se ha tatuado en mis labios...Lo he conseguido: he volado.

Las alas se han batido como nunca antes, sintiendo el calor del sol, 
dejándome acariciar por el viento de tu aliento, 
sintiendo florecer mi tierra con tu semilla...
...Puro placer...

Y vuelvo a la Tierra sin querer...
A ese armario lleno de camisas de colores que no me gusta que me aten...
Y a las alas rotas.

" Se designó como locura hasta final del siglo XIX a un determinado comportamiento que rechazaba las normas sociales establecidas...(Wikipedia)"

Y...Pero...





Y quise gritar...

Pero sólo el silencio me acompañó...


Y quise llorar...

Pero el cansancio no me dejó...


Y quise volver...

Pero este laberinto apareció...


Y me perdí...

Pero tu recuerdo me acompañó...


Y me dolió...

Pero ya no estabas...


Y aun me dolió mas...

Pero tuve que seguir...


Y seguí adelante...

Pero no olvidaba...


Y te echaba de menos...

Pero no podías volver...


Y yo tampoco...



Utopía...





Todo parecía fácil...
No había dolor ni tristeza...
El tiempo llevaba su propio ritmo...
Y nosotros reíamos bailando su compás.

La pureza de las almas reencontradas,
en ese pequeño lugar que sentía tan mío...

Sobraban las palabras para entendernos,
nuestras miradas: canales de comunicación...

Los misterios del mar nos escondían...
Los árboles milenarios nos abrigaban...

Siempre atardecía...Sol y luna.

Sin dejar huellas de arenas...
No había ayeres ni mañanas...

Nada era importante, pero lo importante estaba ahí...
Nada era ilusorio en mi ciega felicidad...

Simplemente eramos todo, pero también nada...
Un perfecto equilibrio olvidado...
Un amor reminiscente...

Y soñé...
Entre tus brazos, dentro de un sueño...
Soñando con abrir los ojos y encontrarte..

Al volverlos a abrir...
Ya no estaba en Utopía...