Marioneta…






¿Nunca te has sentido como una marioneta? Vestida de diversos colores, con una cara maquillada ocultando la expresión de las facciones y teniendo la sensación de que todas las personas que conoces fuesen los hilos que manejasen tu vida y tu simplemente te dejas llevar, sin poner ningún tipo de resistencia porque piensas que así funciona el mundo, simplemente aceptando esa condición de muñeco y haciéndote un pequeño hueco en cada historia personal.

Parece algo divertido, entretenido y sobre todo fácil pero, ¿y si la marioneta quisiese decidir, elegir que hacer en cada momento, expresar sus sentimientos y dejar de poner caretas falsas a la gente que le rodea? Y que cuando eso pasase, cada hilo que la ata se fuese soltando lentamente liberando a la persona que realmente se esconde detrás, haciéndola caminar hacia la madurez.

Siempre intentando comprender o contentar a la gente de mí alrededor, dejándome llevar por sus sutiles movimientos sin pensar que realmente no era eso lo que sentía, pensaba o quería…Sentir que los mismos hilos que me movían, al mismo tiempo me asfixiaban, ataban o me hacían tropezar...

Y aquí estoy, en mi "liberación de los hilos"...


1 comentario: