Y...




Echo de menos tus palabras de madrugada...

Qué ilógico puede sonar cuando en realidad sólo eran un entretenimiento...

Y fui yo para ti, y tu yo se fue,
y decidiste esperar el olvido
mientras yo olvidaba la espera...

¿Y los permisos para sellar labios?
¿Y las sonrisas cómplices de deseos?
¿Y las caricias acompañantes de la risa?

Y ahí estabas tú, acompañándome a no estar sola...

Y ahí estaba yo, aferrándome a una vela en medio de un caos de oscuridad...

Pasando de un sueño a la realidad me esperas,
con una sonrisa, un beso y un abrazo que siempre me acompañaran...

Mi cuerpo aun te espera para terminar lo empezado,
aun grabado a fuego el camino por donde pasaron tus manos...
Era invierno...

¿En qué momento pasamos de comernos a besos a alejarnos?
Nunca hubo un nosotros, siempre se quedó en el aire...
En ese aire en el que querías volar conmigo...

2 comentarios:

  1. pequeña extraterrestrejueves, mayo 27, 2010

    Maravilloso lo que escribiste.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me alegro muxisimo que te haya gustado:) espero que sigas leyendo el blog y me sigas dando tu opinión;)que siempre viene bien

    ResponderEliminar